fbpx Skip to main content

¿Quién es el crítico interno? Se trata de la voz en nuestro interior que critica todo lo que hacemos o dejamos de hacer, hablando con desprecio de nosotros y haciendo que todo parezca feo e insuficiente. 

critico interno

Un rasgo característico del crítico interno es que se encuentra siempre a la espera de un error para echarlo en cara. Suele compararnos y hacer que salgamos perdiendo en la comparación. Examina cuidadosamente buscando el más pequeño de los errores para remarcarlo.

Independientemente de lo que el crítico interno señale como falta, su mensaje central es siempre el mismo: ¡No puedes ser así! 

Nuestro crítico quiere protegernos.

Sí, más allá de que puede dañarnos mucho, la intención del crítico interno es protegernos de condenas y rechazos por parte de otras personas.  Por medio de sus criticas, persigue el objetivo de ahorrarnos la vergüenza y el sufrimiento que pudieran causarnos las criticas de terceras personas.

Aún con sus buenas intenciones, el crítico interno produce efectos negativos; hiere al niño interior.

¿Cuándo aparece el crítico interno?

Hay situaciones que resultan “llamadores” del crítico, convocándolo a transmitir su mensaje:

  • Si estamos estresados,
  • Cuando nos encontremos cansados,
  • En medio de la enfermedad,
  • Cuando nos sentimos débiles.
  • Si tenemos un accidente, 
  • Al exponernos al ridículo,
  • Encontrándonos frente al espejo,
  • Tras una pelea con un ser querido.

Efectos del crítico interno en nuestras relaciones.

Cuanto peor sea la opinión que tengamos de nosotros mismos, más reforzará el crítico interno su mensaje, y como consecuencia también ansiaremos mucho más la afirmación de las personas a nuestro alrededor.

Este comportamiento nos hace personas proclives a desarrollar dependencia emocional en nuestros vínculos. 

¿Qué podemos hacer con nuestro crítico interno?

Hay cosas que debemos evitar hacer en nuestra relación con el crítico que llevamos dentro: discutir con él y hacerle caso.

La tarea que tenemos es el hacer notar que valoramos su intención protectora, que comprendemos el porqué de sus criticas, pero establecer un límite para evitar el daño. 

Las voces internas sienten, piensan y requieren ser respetadas. 

Sin embargo, no es suficiente ser comprensivos con esta voz, sino que es necesario transformar a nuestro crítico en un aliado para nuestro crecimiento y desarrollo personal.

ejercicio para el critico interno

Ejercicio para dialogar con el crítico interno:

Pídele a un amigo o amiga que dirija una conversación entre ti y tu crítico interno. La persona que facilite esta conversación, realizará las preguntas listadas abajo, y el éxito del ejercicio consiste en poder, en primer lugar, dejar que el crítico interno sea quien responda.

• ¡Hola Crítico! ¿Qué tienes propiamente que criticar en X?

• ¿Te sientes escuchado?

• ¿Qué crees que siente X cuando apareces?

• ¿En qué situaciones o momentos te sientes especialmente obligado a intervenir?

• ¿Por qué has aparecido en el momento presente con tanta intensidad en la vida de X?

• ¿Qué crees que pasaría si no estuvieras interviniendo en la vida de X?

• ¿Desde cuándo estás en la vida de X?

• ¿Qué le dijiste entonces?

• ¿Por qué era tan importante que hicieses aparición en ese momento?

• ¿Cuáles eran tus intenciones entonces?

• ¿Quién te ha enseñado lo que sabes?

• ¿Qué otras voces te apoyan?

• ¿Qué otras voces trabajan en tu contra?

• ¿Hay algo que quisieras decirle a X a modo de conclusión?

• Gracias por responderme honestamente.

Este ejercicio nos permite clarificar la intención del crítico, facilitando la tarea que sigue una vez que le hemos comprendido: enseñarle a criticar de manera constructiva.

¿Cómo podemos educarlo?

Un aspecto clave para la transformación del critico despiadado es hacer notar que la crítica que está siendo llevada a cabo provoca un efecto negativo: agobia, presiona e incluso paraliza las oportunidades de mejora y crecimiento.

Claves para la crítica constructiva:

  • Criticar para corregir y no para herir,
  • Expresar la preocupación detrás de la crítica,
  • Enfocar la crítica en comportamientos y no en la identidad,
  • Evitar generalizar, y hacerla en referencia a hechos concretos,
  • No realizar comparaciones con otras personas,
  • Sumar a la crítica propuestas de acción alternativas.

La crítica es una oportunidad increíble para madurar.

Si el crítico pasa de destructor a aliado, ganamos mucho:

  • Un buen padre al que podemos acudir en busca de consejo,
  • Propuestas de solución frente a aquello que nos presenta dificultad y nos frustra,
  • Claridad para analizar las situaciones adversas o problemáticas.
  • Mayor disciplina en busca de la mejora continua.
Need Help? Chat with us