fbpx Skip to main content

Elogiar lo bueno de las personas que nos rodean suele ser una acción reservada para momentos especiales, o incluso para los servicios fúnebres -en los que la persona elogiada no puede interactuar con ellos-.

Elogiar es un acto demasiado poderoso como para privar a las personas de recibir esa inyección de confianza y satisfacción que genera el saber que son valoradas.

Enfocarse en las fortalezas en lugar de en las debilidades, se siente bien. Reconocer los talentos y habilidades de las personas -y darles el crédito por ellas- es realmente valioso.

¿Cómo elogiar y honrar a las personas que nos rodean?

Toda la gente desea ser vista, escuchada, admirada, valorada. Es algo natural en los seres humanos. ¿Cómo podemos hacerlo? O, mejor dicho, ¿en qué consiste elogiar? Estas son algunas formas de elogio:

Hacer saber que son amadas

El amor es una de las búsquedas y anhelos más grandes de la humanidad. El amor de pareja, de padre, de madre, de amigos/as, de hermanos/as… Saber que somos amados/as nos hace bien. 

Por eso, adquirir el hábito de decirle a quienes amamos que lo hacemos -y no darlo por hecho porque “debería saberlo”, “es obvio”- es una hermosa y sencilla forma de elogiar.

Mostrar cuánto apreciamos sus cualidades

En un mundo que muestra modelos que se ven inalcanzables, que premia los récords y valora solo algunas habilidades, elogiar cualidades que muchas veces resultan invisibles, es un valiosísimo regalo. 

¿Valoras lo confiable que es tu amigo/a? ¿Tu compañera de trabajo es la persona más organizada que conoces? ¡No dejes que se queden sin saber cuánto aprecias eso!

Reconocer lo que hacen por nosotros

Seguramente las personas que te aman hagan cosas por ti, y lo hagan sin buscar que las retribuyas por eso. Así funciona. Sin embargo, está muy bien -y es un acto de amor- dar valor a aquellos actos de amor desinteresado que tienen para con nosotros.

¿Alguien en la oficina se encarga cada mediodía de ir por el almuerzo? ¿Tu padre te ayudó en tu mudanza reciente? ¡Mantente agradecido/a! 

Valorar eso que las hace únicas y auténticas

No hay nada más lindo que rodearse de personas que no fingen, y que dejan ver quiénes son, porque se sienten cómodas y valoradas por su entorno. Hay un gran valor en ser nosotros mismos, y si disfrutamos la autenticidad de las personas que amamos, ¡les encantará saberlo!

¿Una risa contagiosa es una cualidad? Puede que no, pero sin duda es una marca de autor.

risa auténtica

No solo los atributos que consideramos virtudes son los que valoramos; también disfrutamos de aquello que no vemos en nadie más y aporta un aire fresco a nuestra vida.

Ideas prácticas para reconocer y elogiar a otros

Decide qué dirás:

No todas las personas tienen la misma facilidad para expresar lo que sienten, y eso puede representar una barrera que impida elogiar a quienes son importantes y valiosos para ellas.

Aquí una serie de frases para quienes se identifiquen con esta limitación, que solo es necesario completar con los detalles de aquello que queremos reconocer:

  • “Tu eres la única persona que conozco que…”
  • “Siempre me río cuando pienso en…”
  • “Dejarás un legado sobre… cuando no estés”

Decide cómo lo dirás:

El medio no importa. Para llevarlo a cabo solo es necesario reconocer en nosotros mismos, cuál es la forma en la que nos sentiremos más cómodos, o podremos llevarlo adelante y será entendible para quien reciba nuestra gratitud y reconocimiento.

1. Escribe una nota

Puede tomar solo un minuto y transformarse en un recordatorio que lea cuando se desanime para quien lo recibe.

2. Graba un breve video

No tiene que ser complicado ni repasar toda su historia juntos. Quizás alguien vive lejos de ti, pero le alegrará verte -así sea virtualmente-.

3. Compón una canción

Esta opción no aplica para todos -pues no todas las personas tenemos el talento para hacerlo-.

4. Haz un dibujo

Otra forma de arte que es habitual para expresar amor y afecto durante la niñez, pero suele escasear entre la gente adulta.

5. Ponte creativo/a

Lo importante no es cómo, sino que suceda. Que no privemos a las personas de saber qué pensamos sobre ellas y que sepan que sinceramente su vida es valiosa para nosotros.

Este artículo está inspirado por la charla TED de Andrea Driessen, “The profound power of gratitude and living eulogies

Need Help? Chat with us