fbpx Skip to main content

¿Has sufrido después de una ruptura amorosa? La forma esperable de separarnos de alguien a quien queremos o quisimos mucho es a través del dolor. Sí. No hay nada que debiera sorprendernos si romper una relación con alguien especial e importante para nosotros nos resulta doloroso, ya que esa es la regla y no la excepción:

Luego de la ruptura, las personas deben enfrentar un proceso de duelo, el cual es particular cada vez que alguien lo vive y atraviesa.

No hay fórmulas mágicas, tips infalibles ni recetas rápidas para atravesar el dolor.

ruptura amorosa

La historia que se haya vivido en esa relación, el motivo y el modo de la ruptura, la personalidad de cada una de las personas que fueron parte… son todas particularidades que influyen en la forma de superar esa separación.

Duele tanto ser quien toma la decisión y dice “ya no más” como ser quien la recibe y debe aceptarla. Ambas partes saldrán lastimadas, aunque cada una va a vivir la ruptura de forma particular.

¿Y entonces? ¿Cómo vivir una ruptura sin morir de amor?

Si bien no hay secretos mágicos, sí existen algunos pasos claves que pueden ser de gran ayuda en el momento de atravesar un duelo por ruptura amorosa.

  1. Comunicar y escuchar
  2. Aceptar
  3. Expresar
  4. Ser el centro de la propia atención
  5. Darse tiempo

Veamos en profundidad cada uno de ellos.

Comunicar y escuchar

Decir todo lo que sea necesario expresar a esa persona es un paso fundamental y que cambiará la forma en que se transite el rompimiento. Explicar el motivo -cuando se trata de la persona que tomó la decisión- o preguntar en caso de no comprender los motivos del final. En este paso es válido hacerle saber a la otra persona aquello que provocó una herida, y también agradecer por el valor que portó mientras fue parte de nuestra vida.

Lo fundamental aquí es que no quede nada guardado sin ser expresado.

Aceptar

No hay un cronograma universal que marque el momento exacto en el que todas las personas que viven una ruptura deban estar en esta situación, pero llegado el momento,es necesario asumir que la pareja se disolvió. Dejar ir la ilusión de que recomponer la relación es una opción viable en la que debe volcarse toda la energía vital. Para aceptar la pérdida, las cosas deben estar claras: se terminó. 

Expresar

Una vez terminado el vínculo -y una vez asumida esa realidad-, es tiempo de acercarse a otras personas que sean confiables para la persona en duelo, y hablar de cómo se siente respecto a la ruptura. 

A veces es suficiente hablar con una persona y soltar un gran desahogo que ayude a liberar cualquier sentimiento retenido hasta el momento, pero en ocasiones es necesario hablar con varias personas y contar la historia de la relación o la ruptura más de una vez. De nuevo, no hay fórmulas mágicas.

Ser el centro de la propia atención

Una vez que la persona ha comunicado y escuchado a la otra parte de su relación, ha aceptado el final del vínculo, y ha expresado a personas importantes para ella cómo se siente, la atención debe volver a sí misma. 

darse tiempo luego de una ruptura - Psi Mammoliti

Aquí puede ser buen momento para recuperar proyectos propios, animarse a hacer algo que lleva postergando hace tiempo, y dedicarse a sí.

Darse tiempo

Al igual que cualquier otra pérdida y el proceso de duelo que conlleva, es imprescindible darse tiempo para sentir todas las emociones que incluye transitar la ruptura.

Apresurarse a “pasar rápido el mal trago” y no permitirse sentir la tristeza, el enojo, la frustración, o cualquier emoción que venga como resultado del rompimiento, puede ser perjudicial para el bienestar emocional de quien intenta superar la ruptura.

3 recomendaciones para quien está atravesando una separación

  • Una miniserie: ”El tiempo que te doy” creada por Nadia de Santiago.

La protagonista de esta historia está empezando de nuevo: nueva casa, nuevo trabajo, nuevas experiencias. Pero en realidad lo que quiere es olvidar a su primer amor. ¿Cómo? Su meta es cada día pensar un minuto menos en él.

  • Un libro: “Comer, rezar, amar” de Elizabeth Gilbert.

Es la historia de una búsqueda espiritual hecha por Elizabeth Gilbert, quien se traslada con su marido a las afueras de Nueva York y decide intentar tener un hijo, para darse cuenta de que no quería ni un hijo ni un marido. 

En este episodio Marina Mammoliti habla del duelo que implica terminar una relación, del objetivo de las relaciones de pareja, y entrega 8 tips claves para atravesar una ruptura de la mejor manera posible.

“Tener el corazón roto es, básicamente, un estado provocado por una pérdida emocional devastadora”.

Jo hemmings,

Need Help? Chat with us