fbpx Skip to main content

¿Puede prevenirse la dependencia emocional? ¿Es posible promover la independencia emocional y aún así seguir amando profundamente?

En su libro “Amar o Depender” – libro que recomiendo a todas las personas que crean tener dependencia emocional-, Walter Riso explica los 3 principios fundamentales para prevenir el apego afectivo extremo que impide la independencia emocional.

Estos 3 principios ayudan a prevenir la dependencia emocional, a generar una actitud anti-apego que nos prepara para la independencia afectiva de manera sana, sin dejar de amar. Sin excesos. Sin independencia absoluta, pero sin dependencia extrema. Es decir, el balance ideal entre independencia y dependencia; el equilibrio entre amar a otr@s y amarnos a nosotr@s mism@s, alejándonos de la desconexión total tanto como del apego simbiótico. 

Principio de exploración -o el arte de no poner todos los huevos en la misma canasta-:

Tocar un instrumento o realizar alguna actividad relacionada al arte son excelentes caminos para practicar la exploración.

Una de las cosas que más asustan a las personas dependientes emocionalmente es exponerse a lo nuevo. El anclaje al pasado es la piedra angular del apego. Para quien es dependiente, absolutamente todo el disfrute está fijado en la pareja. Y así va perdiendo el deseo de explorar cosas, personas, situaciones, trabajos, hobbies nuevos… cediendo todo en pos de la pareja.

¿Por qué la exploración genera inmunidad a la dependencia emocional?

  1. Porque arriesgarse genera más tolerancia al dolor y la frustración
  2. Experimentar y explorar responsablemente asegura el descubrimiento de nuevas fuentes de diversión y disfrute más allá de la pareja.
  3. Explorar hace que la mente se abra, se flexibilice y que disminuya la resistencia al cambio.
  4. Cuando alguien desarrolla el hábito de la exploración, someterse a otr@ ya no es tan fácil.

Sugerencias prácticas para practicar la exploración:

  1. Juego y espontaneidad: Hacer travesuras que no sean peligrosas. Recurrir al método de lo absurdo. Despreocuparse del qué dirán y de la necesidad de adecuación social.
  2. Buceo en lo intelectual: Curiosear en la naturaleza, explorar cualquier rubro que te resulte interesante, todo aquello que logre despertar la curiosidad.
  3. Incursión en el arte: ¿Has ido a ver una obra de teatro o al cine sol@ recientemente? ¿Quieres aprender a bailar, a tocar un instrumento o a realizar alguna actividad relacionada al arte? Son excelentes caminos para practicar la exploración.
  4. Viajar: Salir y conocer el lugar que el presupuesto lo permita. No hay porqué recorrer grandes distancias; basta con visitar un lugar nuevo y descubrirlo.
  5. Conocer gente: Cada persona tiene nuevas historias para contar, experiencias nuevas. Una persona activa y con ganas de conocer gente no desarrollará fácilmente apegos excesivos.

Principio de la autonomía -o el arte de hacerse cargo de uno mismo-:

Cuando somos autónom@s, dejamos de temerle a la soledad.

La búsqueda de autonomía es una tendencia natural en personas sanas, pues nadie quiere ser enjaulado. La autonomía permite adquirir confianza en un@ mism@ y perder el miedo a la soledad.

¿Por qué la autonomía genera inmunidad a la dependencia emocional?

  1. Porque favorece el espacio personal y la puesta de límites: Identificar lo que quiero y lo que no quiero, y el respeto por ello.
  2. Porque no se le teme a la soledad, y por ende toda compañía es elegida, y no una necesidad: Para quien es autónom@, la pareja suma, no resta ni se mantiene desde las carencias.
  3. Porque fomenta el respeto a la intimidad: Valorar la autonomía individual facilita el entendimiento y respeto del espacio personal de la pareja.
  4. Porque se previene el miedo a sufrir y a la soledad, necesarias para no desarrollar apego emocional.

Sugerencias prácticas para desarrollar la autonomía:

  1. Hacerse cargo de un@ mism@: Hacer una lista de las cosas que son necesarias solucionar y no fueron hechas por estar esperando ayuda externa. La comodidad es linda y tiene sus ventajas, pero hacernos cargo de nosotr@s mism@s, resolver asuntos de forma autónoma tiene un gusto a placer indescriptible.
  2. Disfrutar la soledad: Amigarse con ella y descubrir que la soledad no muerde. Buscar un momento a solas y vivirlo conscientemente. Aprender a estar a solas, buscar el silencio, contemplarlo. Evitar prender el televisor, la computadora o poner música. Escuchar y degustar el silencio.
  3. Trabaja por vencer cada miedo: Detrás de la dependencia hay mucho miedo: miedo a no poder sol@s, miedo al rechazo, al abandono, al qué dirán. Trabajar con ellos y trascenderlos es clave para lograr la autonomía emocional. Un proceso de terapia puede ser un excelente compañero para esto. 
La autorrealización expande la consciencia y por ende debilita la exclusividad placentera.

Principio del sentido de la vida -o el arte de cultivar la espiritualidad-:

Las personas que han encontrado el camino de la autorrealización o que poseen fortaleza espiritual se mueven más fluidamente por la vida y no suelen quedarse estancadas en cuestiones superficiales. Esta clase de personas no buscan algo a que aferrarse para sentirse seguras, confían en sí mismas.

¿Por qué la autorrealización genera inmunidad a la dependencia emocional? 

  1. Porque se logra generar una visión más amplia de la vida, comprendiendo por qué suceden las cosas.
  2. Porque expande la consciencia y por ende se debilita la exclusividad placentera: ya no hay disfrute únicamente en la pareja, ampliando el disfrute a otras áreas de la vida.
  3. La trascendencia permite redimensionar el sufrimiento: No es que se soporte más el dolor, pero se ubica donde tiene que ir, y a la intensidad adecuada.

Sugerencias prácticas para profundizar en el sentido de la vida:

  1. Expandir la consciencia: Se trata de cultivar el  existencialismo cotidiano. Hacerse preguntas trascendentes en el día a día. Hacer contacto con la naturaleza y hacer contacto con nuestro interior. No perder de vista que conocerse a un@ mism@ es conocer una parte de lo universal.
  2. No matar la vocación: Perseguir aquello que nos apasiona. Dejar atrás las convenciones sociales por la ventana, aquella carrera que estudiamos porque alguien más dijo que era exitosa. No permitir que sean otr@s quienes decidan, no negociar la pasión. 

¡La independencia afectiva puede lograrse! Somos más que parte de una pareja. También somos amig@s, aprendices, familiares, colegas, compañer@s, etc. Pero somos más incluso que cada vínculo que tenemos.

Si reducimos toda nuestra vida a la pareja (o a una relación afectiva simbiótica) nos perdemos de crecer en otras áreas que también son importantes para nuestro crecimiento personal integral. 

Llevar a la práctica estos 3 principios para prevenir la dependencia emocional te permitirá lograr la madurez afectiva, y el acto de amar será hermoso y equilibrado.