fbpx Skip to main content

¿Cómo podemos alcanzar el bienestar? ¿Hay algo que podemos hacer para mejorar o depende únicamente del afuera y escapa a nuestro control? ¿Es un destino alcanzable o se trata de un horizonte al que aspiramos para lograr pequeñas mejoras? 

Los seres humanos perseguimos el bienestar. Estar bien es una necesidad propia de nuestra condición. Lo han hecho nuestros antepasados desde tiempos ancestrales. Pensar en nuestro bienestar implica algo más que la ausencia del malestar. Tiene que ver con la sensación de PLENITUD. Nos comportamos para maximizar el placer y evitar el dolor. 

El Dr. Hettler, especialista en Bienestar, afirma que para gozar de un bienestar integral debemos cultivar no solo nuestra mente, o nuestro cuerpo, sino que nuestro bienestar está compuesto por seis dimensiones que deben ser cultivadas de manera equilibrada.

Veamos entonces, qué debemos cultivar para alcanzar la plenitud según el Dr. Bill Hettler:

Dimensión Social

El bienestar social se basa en la capacidad de estar en armonía con los vínculos de nuestro entorno: incluye a la familia, la pareja, las amistades y la comunidad. Pero abarca también cómo nos vinculamos con los animales y la Naturaleza.

  • ¿Cómo cultivamos esta dimensión? Desarrollando amistades auténticas y una relación sana con nuestra familia, compañeros/as de trabajo, vecinos/as; involucrándonos en actividades que nos permitan contribuir en la comunidad en que vivimos. 

Dimensión Espiritual

El bienestar espiritual consiste en integrarnos con la naturaleza, hallar el sentido de por qué y para qué estamos en esta tierra; encontrar la paz interior y también nuestro lugar en el universo. Es una búsqueda por apreciar la vida como un camino de aprendizaje y crecimiento.

  • ¿Cómo podemos cultivar el Bienestar Espiritual? Tener una mirada que intente entender el sentido de la vida y el propósito de las demás personas sin juzgarlas, y trabajar introspectivamente en encontrar nuestro propósito propio.

Dimensión Física

La dimensión física del Bienestar se basa en cuidar nuestro cuerpo: realizar ejercicio equilibrado con ejercicios cardiovasculares, de fortalecimiento muscular, estiramientos y gimnasia respiratoria. Además, llevar una dieta saludable, con abundancia de alimentos frescos; evitar el consumo excesivo de sustancias altamente perjudiciales para nuestra salud (ya sea física o mental).

  • Para cultivar el Bienestar Físico podemos comenzar con ordenar nuestros hábitos de sueño, incorporar la actividad física a nuestra vida cotidiana, y comenzar a alimentarnos de manera consciente.

Dimensión Intelectual

Desarrollar nuestra intelectualidad es sin duda una dimensión importante para nuestro Bienestar: Potenciar la creatividad e incentivar el aprendizaje en general son potenciadores que ayudan a desarrollar la capacidad cognitiva de nuestro cerebro.

  • Algunos hábitos que podemos cultivar para aumentar nuestro Bienestar intelectual son investigar acerca de un tema que nos apasione, leer un libro al mes, establecer la meta de aprender algo nuevo, etc.

Dimensión Emocional

Se trata de aprender a permanecer en un estado emocional y mental de optimismo: aceptar nuestras virtudes y también nuestras limitaciones; aprender las bases de la inteligencia emocional como parte de nuestro desarrollo; enfrentar las situaciones difíciles con templanza y desarrollar en definitiva la resiliencia.

  • ¿Cómo cultivar nuestro Bienestar Emocional? Aceptar nuestras emociones, conocerlas, escucharlas y trabajar con ellas. Para esto puede ser necesario pedir ayuda profesional.

Dimensión Laboral

Pasamos una gran parte de nuestra vida adulta trabajando, lo que hace imposible lograr el bienestar dejando fuera de la ecuación esta dimensión de nuestra vida. El Bienestar Laboral u Ocupacional se logra cuando nos desarrollamos dentro de este ámbito en una actividad que nos apasione o movilice nuestro deseo, y cuando cultivamos relaciones interpersonales buenas con el equipo. Además, es importante en esta dimensión lograr equilibrar nuestro tiempo dedicado al trabajo con el tiempo para el resto de nuestras actividades.

  • ¿Cómo cultivamos el Bienestar Laboral? Establecer metas a corto plazo (un cambio laboral a una industria más afin a nosotr@s, un ascenso) y sueños a largo plazo (ser responsables de un proyecto, independizarnos).

Pequeño ejercicio para cultivar tu Bienestar

Para terminar esta nota, te propongo esta actividad:

  1. Tomá un papel y un lapiz y dibuja un cuadro con tres columnas y seis filas: una por cada dimensión.

2. Repasá cada dimensión de las mencionadas por el Dr. Hettler, colocalas en la columna izquierda y escribí en la columna central qué hábitos de tu vida contribuyen a cada una de esas dimensiones.

3. Por último, recorré nuevamente las seis dimensiones y pensá UN HÁBITO nuevo que no sea parte de tu rutina y te provoque una emoción agradable. Colocalos en la columna de la derecha y determinate a realizarlos.

¿Te gustaría recibir contenido para tu Bienestar cada semana? Suscribite al Newsletter de PsiMammoliti.